Por el público, sancionan al rally de Argentina

Internacionales 22 de marzo de 2016 Por
La Comisión de Seguridad de la FIA, sancionó a la fecha Argentina con una “tarjeta amarilla” por la mala ubicación de espectadores en 2015.
aaa
Foto del accidente en cuestión. - Su baja resolución se debe a que fue sacada de la TV

De manera muy atinada y cuando falta un mes para la carrera, la organización del Rally de Argentina, la fecha mundialista otorgada al ACA como autoridad deportiva nacional pero que puede considerarse un “patrimonio” de todos los cordobeses por múltiples aspectos, reunió a los medios de comunicación y nos dejó muy en claro algo: a nuestra carrera, la FIA, que es el ente que regula el automovilismo a nivel internacional, le sacó tarjeta amarilla, en términos del fútbol. Y es fundamental que la prensa ayude a transmitir a la gente que va a ir este año al Rally ese preocupante estado de situación, enfatizaron.

Ahora, antes de hablar de las causas que provocaron la amarilla, siempre en comparación con el deporte más popular, urge apuntar aquí qué equivaldría a una tarjeta roja. Significaría nada menos que la pérdida no de una edición de la prueba, es decir un año sin Rally y al año siguiente la recuperación del evento, sino la pérdida directamente de la fecha, la exclusión de la gran carrera de Córdoba del calendario mundialista. Porque, según aportó Carlos Borrione desde la coordinación de seguridad de la competencia, los nuevos contratos en Europa, los acuerdos para la integración de nuevas fechas al torneo, los están haciendo no por un año sino por entre tres a cinco. ¿Qué quiere decir esto? Que si perdemos nuestro Rally no sabemos cuándo lo podríamos recuperar. Y si es que lo podríamos recuperar en algunos años. 

Ahora, las causas de la amarilla: el público, su ubicación y su comportamiento, algo que va acompañado, por supuesto, de la responsabilidad y la efectividad de la Policía de la Provincia de Córdoba en el cumplimiento de su deber durante la manifestación deportiva. Más de medio centenar de fotos tomadas desde el registro de las cámaras a bordo de los autos durante la edición de 2015 sirvieron a la FIA para concluir que la colocación del público es inaceptable, desde el punto de vista de la seguridad. ¿Qué nos puso en jaque? El accidente del neocelandés Hayden Paddon el año pasado, cuando se despistó, simplemente, porque el deporte motor es de naturaleza peligrosa- y causó ocho heridos.

Nos sacaron amarilla. Estamos en el horno. Pero también estamos ante la oportunidad de defender el Rally colaborando como nunca con todas las indicaciones de seguridad, mientras lo disfrutamos como siempre.

Te puede interesar