MONTADOS, un grupo que vive su pasión sobre dos ruedas

Regionales 18 de marzo de 2016 Por
La reunión fue pactada con precisión de cirujano, había que juntarse, como todos los sábados, a las dos y media de la tarde en el Bar La Ochava de Av. Belgrano y Junín de la ciudad capital de Catamarca.
Ver galería MON 1
1 / 6 - Foto: Pablo Lozada Moreno

El primero en llegar fue el más veterano del grupo, Julián Ferrer “Montado” en una imponente Kawasaki Z1000 con colores vivos naranja, luego llego Eduardo Fadel en su Yamaha R1 1000, lo siguió Gabriel Terreno en otra Kawasaki Z1000 negra, se sumó Yuliano Carrizo en una Yamaha Fazer 1000 y completaron el encuentro Oscar Salcedo en una impactante Ducati 796, Sergio Agüero en una Yamaha R6 600cc, David Loyola con una Honda 929, Carlos Paya con otra Yamaha R6 600 y Fredy Arreguez, quien tiene una Yamaha FZ6, que por cuestiones de “fuerza mayor” fue sin su moto a este encuentro, donde además llego por 1ra vez Dardo Villagra, quien todavía no pertenece al grupo, con una Honda CBR 929, completando la mesa de café con Eduardo Máximo de la Vega Tapia, tal reza su red social Facebook a modo de presentación.

La palabra la tomo Julián Ferrer, quien como el más veterano del grupo y socio fundador nos decía, “el grupo Montados se originó a mediados de 2014, con un grupo de amigos, así como se juntan algunos a jugar el futbol nosotros nos juntábamos a andar en motos”.

“Hoy en día los que estamos no son los iniciaron este grupo, la gente va y viene, se va rotando, yo soy el único de aquella época, lo que podríamos decir que soy como un socio fundador, hoy somos unos diez integrantes y hemos formado una gran amistad entre todos, hacemos muchos viajes y gracias a esta pasión hemos conocido gran parte de la Argentina haciendo muchos amigos por todos lados, así fuimos a San Juan, Mendoza, Tucumán, Santiago del Estero, Salta, y también participamos de Moto Encuentros, que son lo que motivan los viajes, como el de Gualeguaychú, cuya edición se hace este año el 13 de Mayo y para el cual nos estamos preparando, o por ejemplo el encuentro de Roque Pérez, San Luis, Córdoba, La Rioja o el de Diamante, en Entre Ríos, que es uno de los más importantes del país, en estos lugares la pasamos muy bien porque compartís con gente del mismo “palo”.

“La pasión de las dos ruedas es la nos une a este grupo, formamos como una hermandad, donde nos cuidamos entre todos, en los viajes salimos todos y volvemos todos, prima el compañerismo y el respecto donde lo principal es compartir”, destaco.

Por supuesto que en tanta conversación con unos de los integrantes del grupo no faltaban las apostillas y comentarios sobre anécdotas de viajes o situaciones de la convivencia, como ser la de un septiembre extremadamente frio que hizo que un integrante del grupo abandonara el viaje apenas salido de Catamarca o el recuerdo permanente a las esposas de los muchachos como forma de pretexto por no poder salir justo ese sábado, bromas sanas, llenas de picardía que hacen al espíritu de este tipo de encuentros.

Otro de los temas de los cual hablamos fue el de la seguridad en los viajes, algo fundamental a la hora de disfrutar como debe ser una “escapada” de este tipo, si bien todas estas motos desarrollan velocidades por arriba de los 250 kilómetros por hora y hasta 300, esa no es la velocidad con la cuan se viaja, teniendo como velocidad crucero los 130 kilómetros por hora si es de día, 110 si es de noche y 100 se está lloviendo, es este sentido ninguno de estos muchachos hace locuras, manteniendo siempre la integridad física como premisa fundamental.

El grupo está bueno, hay pasión y entendimiento entre todos, un café, charlas, bromas, sacadas en cara y planificación de viajes, como cuando eran chicos y jugaban con las motos de miniatura, con la diferencia que hoy los juguetes cambiaron de tamaño y son un poquito más caros.

SEÑALES EN MOTOCICLETA

Los motociclistas hacen sus propias reglas y hablan su propio lenguaje así que no es de extrañarse que tengan un código para comunicarse mientras van andando.

Si estas incursionando en este maravilloso estilo de vida te recomendamos ir aprendiendo algunas de ellas según el grupo al cual te unes.

A continuación te recordaremos algunas de las más conocidas internacionalmente:

Saludo entre Motociclistas:

El origen de esta señal es un tanto incierto, algunos lo atribuyen a indicar amor y paz y otros a las celebraciones del piloto Barry Sheene tras cada carrera, dónde hacía la señal de la victoria con la mano izquierda. Simplemente el dedo índice y el medio en “V” ya sea hacia arriba o hacia el camino. Cuando te cruces con un compañero motociclista, salúdalo!

Saludo con dos avisos sonoros (sonar la bocina dos veces):

Se suele emplear para saludar a motociclistas o grupos parados en el acotamiento sin consecuencias, estos deben corresponder al saludo levantando la mano.

Necesito Ayuda:

La forma de indicar que necesitamos ayuda mientras se encuentran parados es poner el casco en el suelo tras la moto ubicada en la banquina. Si ven esto deben parar pues hay un compañero que necesita algún tipo de ayuda.

Motociclista parado sin necesitar ayuda:

Si ven una moto parada en la banquina de la ruta y el casco situado sobre el depósito de combustible o colgado del manillar, su propietario no necesita ayuda. Está haciendo una parada deseada.

Reducir notablemente la velocidad:

Con el brazo izquierdo extendido en forma horizontal y con la palma de la mano hacia abajo se mueve repetidamente el brazo de abajo hacia arriba, así avisan a los que van detrás de la existencia de una circunstancia que obliga a reducir drásticamente la velocidad, ya sea un accidente o algún animal suelto.

Accidente en la carretera:

Con el puño izquierdo golpear el casco suavemente, con esto indicaremos de la presencia en la ruta de un accidente, así avisan que es urgente la reducción de velocidad y el extremar las precauciones.

Peligro, obstáculo o bache en el asfalto

Sacando el pie del estribo correspondiente al lado donde se encuentre el peligro. Ya sea una piedra, mancha de aceite, animal muerto, etc… o por supuesto un “bache”

Detención inmediata:

Si por el motivo que fuera, se necesita parar el grupo de inmediato, elevaremos el brazo izquierdo en alto con el puño cerrado. Pararan entonces de la forma más inmediata y segura posible.

Adelántame:

En el caso de que no vayamos tan rápido como otros integrantes del grupo o que queramos por el motivo que sea rezagarnos un poco, les podemos indicar a los demás que nos adelanten extendiendo el brazo izquierdo en horizontal y moverlo hacia delante y hacia atrás repetidamente.

Te puede interesar