La estrategia dividida de Mini busca destronar a Peugeot y Toyota

Internacionales 07 de enero de 2018 Por Pablo Lozada Moreno
La competencia arrancó ayer con un especial de solo 31 kilómetros.
123

El equipo Mini y X-Raid, llega al Dakar con el firme propósito de destronar a Peugeot, por ello han decidido diversificar estrategias y desarrollar un buggy (tracción trasera). Por tal motivo, la estructura alemana llevará tres unidades del nuevo vehículo.

Cabe resaltar, que las maquinas serán pilotadas por el estadounidense Bryce Menzies quien no estuvo en el Dakar 2017 y tiene todas las energías renovadas. Además,  el finlandés MIkko Hirvonen y el saudí Yazeed Al-Rajhi. Mientras, que bajo el mismo equipo estarán los evolucionados John Cooper Works 4x4 conducidos por el español Nani Roma, el polaco Jakub Przygonski, el argentino Orlando Terranova y el chileno Boris Garafulic.

El jefe de X-Raid, Sven Quandt, señaló que "el 4x4 por fuera parece igual, pero por dentro tiene muchos cambios. El buggy ha sido el proyecto más grande en nuestra compañía hasta ahora y hemos trabado muy duro en él". Asimismo, resaltó que "el año pasado vimos que podíamos seguir siendo competitivos, pero que nos faltaba evolución por hacer para ganar. En julio hubo un nuevo cambio normativo y hemos llevado un intenso programa de desarrollo para dar un paso más desde la base de 2017 en el 4x4. Puedo deciros que es tres segundos más rápido por kilómetro, lo cual es bastante significativo".

La máquina, posee  tres centímetros más de suspensión, que es más del 10% de diferencia, nuevos componentes y un chasis completamente modificado. Sacaron alrededor de 20 kg de acero del chasis; unos 3 kg de los soportes del motor; y se aligeró unos 20 kg más de la carrocería. En el buggy han trabajado 40 personas de cinco nacionalidades diferentes y de seis compañías distintas en los últimos siete meses y medio en un proyecto contra el reloj que Mini espera que les dé un plus frente a Toyota y Peugeot.

El cambio normativo de la FIA, trata de igualar el rendimiento entre los 4x4 y los buggy después de que Peugeot copara el podio del pasado Dakar.

Las diferencias principales entre los dos vehículos que Mini lleva al raid sudamericano, más allá de las aerodinámicas totalmente diversas, son la anchura (2,2 metros el buggy vs.1,99), el peso (1.700 kg vs 1.850), la distancia entre ejes (3,10 metros vs. 2,9) y la capacidad de combustible (325 litros vs. 385).

El motor es exactamente el mismo TwinPower Turbo seis cilindros diésel de BMW, pero el 4x4 cuenta con dos turbos (uno refrigerado por aire y otro por agua) y el buggy tiene dos unidades refrigeradas por agua, además de una mayor variedad de sensores y electrónica.

La caja de cambios y el diferencial del buggy han sido desarrollados desde cero por Xtrac y cuentan con un cambio secuencial de seis velocidades con embrague en la parte trasera, lo que permite una rápida sustitución del embrague y la caja de cambios; mientras que el 4x4 conserva la caja de cambios y la transmisión de Sadev.

Te puede interesar